martes, 8 de enero de 2013

Al día un escrito


(Correspondiente al día 8 de Enero)

Hoy no tengo ganas de escribir nada, es decir, que si es nada lo que no tengo ganas de escribir, entonces es algo lo que si que quiero escribir ¿No es así? Hoy no hay nada que escribir de nada, así pues, hoy no hay nada que escribir de todo u hay que escribir acerca de todo porque no hay nada de la nada que se pueda escribir. 
Esto de la doble negación en las oraciones castellanas, me trastorna la cabeza. Es como la célebre frase aquella de Sócrates "Sólo sé que no sé nada", la magia de ésta oración está en el juego que se genera con el verbo saber, con "Sólo", es decir, "lo que únicamente" y con la doble negación (no y nada). En primer lugar, la paradoja está en que si lo que se sabe es "nada", es imposible saber algo de cualquier cosa, ni siquiera de la misma nada, ya que la nada es nada y nada se sabe de la nada. En segundo lugar, es contradictoria esa unicidad que se afirma tener acerca del conocimiento de algo que finalmente lo es todo, ya que el todo no es una sola cosa. Y en tercer lugar y relacionado con lo segundo y lo primero, si lo que no se conoce es la nada, entonces se conoce todo, he aquí la doble negación que tortura a los hispano-hablantes y a todos aquellos que utilizan una lengua que admite la doble negación en sus oraciones. Nos tortura porque nos obliga a pensar más para descubrir plenamente el juego de palabras de este tipo de citas que, por ejemplo, a una persona de habla inglesa, cuya lengua no permite el uso de la doble negación. De ésta forma, en inglés, para decir "Yo no se nada" tendríamos que decir "I know nothing", lo cual, literalmente se transcribe como "Yo sé nada", es decir, lo que él sabe es nada y no como decimos en castellano "él no sabe nada" (¿Entonces lo sabe todo?). En inglés, la frase "Sólo sé que no sé nada" se escribe tal que así "I just know that I'dont know anything" es la transcripción literal, palabra por palabra, de la frase de Sócrates, pero realmente, si no fuera porque es una traducción que tiene en cuenta el juego de palabras producido por la doble negación, en inglés estaría mal escrita, ya que la traducción habría de ser así "I just know that I know nothing" (Yo sólo sé que yo sé nada), y es por esta razón que un inglés reconoce antes el juego de palabras de Sócrates, puesto que observa un "fallo" en la construcción de la frase, observa algo imposible, mientras que nosotros a primera vista sólo observamos una paradoja generada por el verbo saber y si seguimos pensando en la frase, descubrimos finalmente la doble negación y deducimos que quizá la célebre cita quiere decir algo así como "Yo lo sé todo porque la mayor sabiduría es reconocer que lo que sabemos es nada".
Me es desmesuradamente complicado desbaratar la frase de Sócrates y cuando llevo un rato dándole vueltas siento que la cabeza me va a estallar, pero aquí dejo mi pequeña reflexión, que puede que sea errónea, pero al menos he llevado a cabo un minúsculo intento.

2 comentarios:

  1. Cierto, pero la dificultad (en cuanto a traducción) que se encuentra en su lengua (de por sí sencilla) reside en el verbo "to be" que en español abarca dos verbos que denotan acciones diferentes: ser/estar. Lo mismo pasa con el griego y el mismo verbo ime (eimai - είμαι) a mi me resulta igual de agobiante a veces esas dobles negaciones (guarda silencio, por ejemplo, para decirle a alguien que se calle, cuando si per se el silencio es carente de sonido, guardando esa carencia de sonido das paso libre al mismo O.O! etc. etc. etc.), pero más sorprendente el uso de la lengua a partir de la raíz griega, pues en esos entonces (como, me parece, en todas las lenguas antiguas sucedió) las cosas eran denominadas por la propiedad que contenían per se, muchas eran acciones/verbos (por ejemplo el verbo para jugar es pezo/pedzo - παίζω [ustedes en España pronuncian más similar el sonido de la Z a la dsita griega ~que me parece es el correcto~ acá es indiscriminado similar a la S] y la palabra para niñx es pedia - παιδιά que tienen la misma raíz, dado que quienes juegan son lxs niñxs, esa es su actividad y por eso la misma raíz y asociación). Algo realmente fascinante; cabe resaltar que no existe el infinitivo en griego sino que es la conjugación en primera persona del singular para referir los verbos en dicho modo.

    Algo chistoso que luego me pasa es pensar en una palabra conocida reiteradamente, y en algún punto pierde su significado y me da tanta risa el sonido que produce hahahaha.

    Sobre el escrito del moco me sacas una gran carcajada al final por la conclusión, lo escribo acá para no comentar cada post que armas jo jo jo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Jjejeje, es cierto, en un principio no existía lo abstrato en Grecia, todo era concreto y una perspectiva determinada (lo de las ideas de Platon fue una cosa muy muy rara cuando surgio).
    Con lo del ser y el no ser teestas planteando el mismo problema filosofico del poema de parménides,un presocratico mucho mas antiguo que Platon.
    que todo vaya bien, primo
    Laura

    ResponderEliminar