jueves, 3 de enero de 2013

Al día un escrito

3
(Correspondiente al día 3 de Enero)

Cúmulo de luz, diamante, riqueza en mi ser exento de monedas, cúmulo de amor y vida que sacia mi apetito diario de ilusiones. No hay nada más que la paz necesite ni mucho menos que le sobre a la guerra, no hay nada más que el espíritu pida ni mucho menos que la muerte destierre, no hay nada más que corazón en esta estéril meseta, nada más que menos, más o menos que más da.
Quiero besar las manos de quienes fabrican las olas del mar para que se agolpen a la orilla y se adormezcan en el beso taciturno sin romperse en las puntas de las rocas salientes de un acantilado perverso, pues siento que las horas hoy son nuestras y tan suave e insignificante como la fina capa de agua que regresa al azul, quiero que sea el tiempo sobre mis intenciones.
Es tarde ya y aunque fui Saturno por instantes, se me pasó el tiempo de serlo. No todas las noches pueden resistir el hechizo de Morfeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario