martes, 29 de enero de 2013

Al día un escrito

28
(Correspondiente al día 28 de Enero)

Lo que pasa es que me he abandonado, todos los días me pierdo y me he cansado. Por la ventana de mi habitáculo he visto siempre a dos gorriones posarse en el tendedero. En invierno engordan, se inflan y en verano al contrario. Siempre revolotean y cantan, pero lo hermoso es cuando llueve, pues mis vecinos tienen en su patio un porchecito, el cual puedo observar por entero a través de la ventana, y en él los dos pájaros se protegen del frío y el agua. Me recuerda a aquellos tiempos del comienzo de la adolescencia, cuando el amor es un secreto y vive clandestino en las tormentas, bajo los soportales.
Hace tiempo que no veo a los gorriones, quizás hayan muerto. Lo que pasa es que me he abandonado, todos los días me pierdo y me he cansado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario