domingo, 27 de enero de 2013

Al día un escrito

24   
(Correspondiente al día 24 de Enero)

Algunos dicen que todos estamos locos, pero yo creo que los locos no existen, aunque, si lo pensamos bien, es exactamente lo mismo decir una cosa o creer la otra. En el mundo, el ser humano comparte su locura con aquellos locos de locura similar, pero ya digo que yo lo veo como que el ser humano simplemente comparte su personalidad con aquellas personas de carácter parecido. Cuando la personalidad choca, produce el mismo efecto que existe entre los polos opuestos de los imanes. Cada cual se va con su locura por su lado y busca a otros locos que le entiendan. Entonces, mientras nos alejamos, reflexionamos y llegamos a la conclusión de que el polo opuesto está perdidamente loco sin pensar en lo locos que debemos estar para aquel que hemos juzgado como tal. Solemos ser egocéntricos, dejamos de serlo únicamente cuando tenemos presente que lo somos y deseamos serlo un poco menos, por ese complejo afán de parecer más comprensivos. Y claro, tras esa meta, la de comprender, pisoteamos al loco y sacamos al ingenuo, que es el rango más elevado de la demencia y a la vez, nuestra única esperanza.

2 comentarios:

  1. Había escrito un comentario enorme y se me a borrado :c
    Bueno, iba a que me a encantado tu trabajo literario y musical, haciendo hacer pensar, lo que es más que necesario en la superficialidad actual. Muchísimas gracias por tus creaciones, me e pasado una muy buena tarde gracias a ello.
    Mis saludos más afectuosos desde Chile.
    y FELICITACIONES :D

    ResponderEliminar
  2. Había escrito un comentario enorme y se me a borrado :c
    Bueno, iba a que me a encantado tu trabajo literario y musical, haciendo hacer pensar, lo que es más que necesario en la superficialidad actual. Muchísimas gracias por tus creaciones, me e pasado una muy buena tarde gracias a ello.
    Mis saludos más afectuosos desde Chile.
    y FELICITACIONES :D

    ResponderEliminar