lunes, 29 de octubre de 2012

Los días en Perú (texto 7)


Escritos del Lunes 29 de Octubre de 2012
De todo cuanto viene ocurriendo y torturando la mente
El viernes canté algunas canciones, en un rincón olvidado de Lima. El domingo canté otras cuantas en otro rincón algo más conocido. Y hubo quienes estuvieron escuchando, yo no sé si de verdad digo algo diferente o si afecta de alguna forma mi trabajo tanto en la consciencia de los demás como en la mía propia. Lo que sé es que ni lo que yo digo ni lo que otros muchos dicen, está dando los resultados esperados. Tal y como está el mundo da la sensación de que nada sirve para nada. En Lima suceden enfrentamientos y se encargan cientos de desalmados periodistas en ofrecer la versión ridícula del sistema del porqué de los hechos. En España se agudiza el malestar general y sigue rodando, cual bola de nieve, un cúmulo de inconsciencias, insensateces, mentiras y, en general, asquerosidades, por encima de las vidas humanas. Grecia, como fue la cuna de la “civilización europea”,  parece nostálgica de aquello y quiere volver a ser la cuna del mundo, pero no sabemos si está acunando a una bestia monstruosa y fascistoide o a un ario angelito nacionalsocialista. Se cambian términos, se roban palabras, se destruyen principios, se contaminan ideas. Mientras todo esto sucede, se regocijan algunos y otros explotan. “Nos encanta Siria con esas cabezas saltando por el aire”. A espaldas del mundo vienen con máquinas mastodónticas a maltratar el planeta quebrando los suelos para obtener gas. Comemos mierda y no nos importa, pues el tumor que nos lleve a la tumba será uno más de tantos otros que han matado y que no tienen ninguna explicación racional, aparecen sin más. No sé si hablar de los animales, porque eso es algo que sin duda a nadie le importa, pero para terminar pronto con el tema y no aburrir a nadie voy a decir la verdad en un instante: los mataderos son centros de exterminio, campos de concentración fundamentados en la creencia generalizada de que los animales son inferiores a los seres humanos, tal y como para los nazis, la inferioridad de todos aquellos no pertenecientes a la raza aria, fue una convicción indiscutible. Así pues, si algún día visitas Auschwitz y se te revuelve el estómago, no te comprenderé si no te ocurre lo mismo cuando visites un matadero. ¿Y el dinero? Ese si que es un tema aburrido y a la vez la causa de casi todos nuestros males, números indicadores de que puedes comprar un sinfín de posesiones materiales, a veces tantas que, “paradójicamente”, ni siquiera caben en el planeta tierra. Tienes dinero para comprar diez veces todos los árboles del mundo, dinero para comprar terrenos en la luna, tienes dinero para comprar el trono de Dios si hace falta. Y tú no tienes dinero para no morir ni para morir, ya que pagarías por morir antes de volver a notar como tu estómago absorbe tus propias vísceras y seca tu cuerpo hasta convertirte en sabrosa carroña para las aves, pero no tienes dinero para que te maten, naciste en una tierra pobre, de una madre pobre que inexplicablemente, consiguió sobrevivir y de lo que a veces se arrepiente cuando escucha tu desgarrador llanto. Nosotros estamos vivos, atrapando lo poco que nos tiran a la cara, y hemos discutido sobre feminismo, porque es un principio fundamental de nuestro pensamiento y porque, más allá de eso, es un principio para que exista la justicia universal y ¿podemos hacer mucho más que sentarnos a discutir? Podemos hacer mucho más ¿podemos hacer mucho menos que sentarnos a discutir? Podemos hacer mucho menos. Hemos discutido también sobre el concepto de “pueblo”, el concepto de “poder popular” e incluso sobre el concepto “anarquismo” y nos hemos llevado las manos a la cabeza porque el anarquismo es la ausencia de gobierno, la ausencia de dominación, la ausencia de estado y hay quienes se han denominado anarquistas y, a la vez, se han amparado en las leyes del estado y han procurado que surgiese ganador cierto gobierno en las elecciones de algún país. Eso nos ha ofendido y por eso creo que lo hemos hablado, pero no hay que olvidar que también hay quienes dicen ser vegetarianos y comen pescado e incluso comen cualquier tipo de carne, pero cuidado, son vegetarianos, pues como dijo Humpty Dumpty:

-Cuando yo empleo una palabra -insistió Humpty Dumpty en tono desdeñoso- significa lo que yo quiero que signifique... ¡Ni más ni menos! 

-La cuestión está en saber -objetó Alicia- si usted puede conseguir que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes. 

-La cuestión está en saber -declaró Humpty Dumpty- quién manda aquí.

Así pues, en un futuro, quizás tendremos que dejar de llamarnos anarquistas para que no desaparezca el anarquismo o quizás habremos de utilizar un adjetivo, no sé… anarquistas antiautoritarios, anarquistas arcaicos, anarquistas prehistóricos.
Frente a todo cuanto ocurre en el mundo, parece que carece de importancia discutir estas cuestiones, pero es fundamental que aquellos que detestamos el caos establecido y tenemos una propuesta de cambio absolutamente radical, tengamos al menos los principios básicos de nuestro pensamiento algo esclarecidos. Podemos hacer mucho más que discutir estas cuestiones y desde luego que hay mucha gente que hace mucho más que eso, pero también es importante parar el carro y sentarse a reflexionar para que no se desvirtúen, como se están desvirtuando, los principios de una de las formas de pensar que han de basarse, por su propio significado, en encontrarse siempre alerta ante cualquier situación de dominación que se establezca en el mundo. Fuera de esto, solo siento miedo porque veo que se desmorona por una cascada terrible todo cuanto existe, todo lo que se mantenía unido por guardar ciertas convicciones en común, se desmiembra a velocidades insólitas y ganan terreno las despiadadas garras de seres que me cuesta creer que sean humanos, seres repugnantes que han persuadido a toda la humanidad de que son los indicados para tomar las decisiones que incumben a todos y cada uno de los individuos. El futuro está muerto, el presente agoniza y el pasado predice. Diría mucho más de lo que he dicho, pero me aburro y me da rabia, todos tenemos la capacidad de pensar, no voy a quemarme yo solo. 

6 comentarios:

  1. Saludos compas, esperemos se encuentren bien, quisiera poder contactarme con Uds. soy de Ica, queria saber si pasaran por Ica para poder conversar con Uds. y ver que actividad podemos armar, mi nombre es Martin Gala, un abrazo fraterno y a seguir luchando.

    ResponderEliminar
  2. ABRAZOS LIBERTARIOS, DESDE LA CIUDAD DE ICA, ESPERO QUE PASES POR AQUI COMPA, ME ENTERE QUE ESTARAS POR AREQUIPA EN DICIEMBRE..

    ResponderEliminar
  3. Estaría increíble que un día... creyendo en todas esas utopías, vinieras a México
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Saludos compa esperamos pases a $hile, nos gustaria kontaktarte para ke tokaras en alguna aktividad aka en Santiago. Abrazos gracias por tu musika.

    ResponderEliminar
  5. Paradoxus en una noche como la de hoy me puse a leer tus entradas en el blog, esta en particular me parece sumamente profunda y lamentablemente cierta es triste ver como surgimos de la "mera casualidad" solo con la intención de destruirnos a nosotros mismos y a los que nos rodea. que será de aquellos que idolatran el dinero el día que no tengan en que gastarlo??? son tantas las incógnitas que nos atormentan que muchas veces nos vemos superados por este cruel sistema.
    fuerza y animo paradoxus creo que si bien no moriré viendo un mundo anarquista pues moriré siendo yo mismo , libre y mentalmente autónomo

    ResponderEliminar